Poesía

Una amiga me dijo una vez que qué hacía todavía escribiendo poesía, si la poesía era una cuestión de adolescentes. Le perdoné el exabrupto porque es mucho lo que nos une que lo que nos separa y porque, al fin y al cabo, ese es el ideal romántico del género: el poeta enamorado que se desahoga escribiendo versos en la flor de la vida. Yo escribí muchos versos en la adolescencia, influido sobre todo por las lecturas del instituto. Algunos poemas no eran del todo malos.

Luego, la Universidad fue una explosión. Granada es una ciudad que se presta a la poesía. Qué carajo, Granada es una ciudad que rezuma poesía.

Durante aquellos años, le dabas una patada a una piedra y de debajo salía un poeta. Un poeta bueno, además.

Por lo que veo hoy en día en las redes, el idilio entre Granada y la poesía sigue existiendo. Cuando era estudiante universitario escribí mis primeros libros, todos ellos inéditos o casi, todos ellos llenos de amor. Hay uno que se llama Almada (jugando con Almansa y Granada), estructurado de acuerdo con las cuatro estaciones del año, en el que se aprecia un proceso de autoconocimiento vital y emocional. Luego hay otro proyecto que titulé Trayecto de noche que constaba de dos partes:

  • «Trayecto», en el que jugaba con la presencia del amado (un alter ego de mi primer novio) y
  • «de noche», con poemas más largos en los que expresaba el dolor por la separación de aquel, por su ausencia.

De este último libre rescaté, años más tarde, los poemas más valiosos de la primera parte, que fueron publicados en una obra colectiva, como si fueran un poema autónomo.

En cualquier caso, el libro más ambicioso que he conseguido publicar, ya sin la bisoñez de los anteriores, es Mentiras para principiantes.

Desde entonces, adolescente perpetuo, sigo escribiendo poesía, pensando en poesía, viviendo en poesía. Tal vez porque siempre he pensado (como explico aquí) que era el género más auténtico, más verdadero.

Además del libro, se han publicado algunos poemas sueltos o conjuntos de poemas en libros colectivos:

  • 2018: «Trayecto», en Edificios de palabras (Krelia).
  • 2017: «Manolete en YouTube», en Manolete para siempre. Antología de poetas mexicanos y españoles (Asociación Cultural Andrómina).
  • 2014: «Nada es puro», en Una canción, un labio (Universidad Popular de Almansa).
  • 2014: «Retuit», en Un refugio. Treinta escritores ante un campamento de refugiados de guerra (Fundación de Estudios Jurídicos y Sociales).
  • 2012: «Su abrazo amenazado» y «Revolución», en El amor, los espejos, el tiempo, el camino (Arte Activo).
  • 2006: «Sexo», en Certámenes literarios IV al X (Área de Mujer del Ayuntamiento de Motril).
  • 2000: «Besos alados», en el número 9 de la revista Cálamo (Almansa).
  • 1999: «El preso», en el número 14 de la revista Extramuros (Granada).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s